viernes, 6 de marzo de 2009

Érase una vez una noticia

Érase una vez una pobre noticia que no llegó a publicarse. Hoy día, las informaciones mueren jóvenes, prematuras. Pero esta vez ha sido un aborto. Un medio español se ha negado a publicar esta noticia. "Porque no interesa. Es sólo un cura. Nos van a llamar la atención...". Pues ahí va, para mis pequeño gran grupo de lectores:

Misionero español: "A Tailandia no hemos venido a convertir a nadie"

El misionero y profesor español Eduardo Dominguez aseguró hoy que el objetivo de las congregaciones de la Iglesia Católica en Tailandia no es la conversión de los budistas nativos sino prestar apoyo espiritual y material a los creyentes cristianos.
"Durante mis 25 años como profesor de español en Tailandia, he tratado de inculcar los valores universales de generosidad y respeto a través del compromiso y el ejemplo", afirmó el sacerdote, quien ahora se dedica exclusivamente a las tareas pastorales en la Diócesis de Chiang Mai, en el norte del país.
Dominguez se encuentra en Bangkok con motivo de la conferencia "La enseñanza del español en Tailandia y Vietnam: Perspectivas para el siglo XXI", que entre ayer y hoy ha reunido a más de 50 personas relacionadas con la docencia y la promoción del castellano como lengua extranjera.
Una parte del simposio estuvo dedicada al fomento de los valores humanos como herramienta de aprendizaje, así como a la resposabilidad social de los académicos.
Domínguez, miembro de la Fundación Fernando Rielo, afirmó que "la educación hoy día se ha convertido en algo demasiado mecánico y superficial, la docencia exige compromiso y generosidad además de trasmitir conocimientos".
El religioso, que impartió clases en las universidades de Chulalongkorn y Ramkhamhaeng de la capitla tailandiesa, subrayó que los misioneros saben distinguir entre su tarea apostólica y la docente.
"Aquí no hemos venido a convertir a nadie. Los misioneros de la fundación tenemos la obligación de trabajar y, en la Diócesis, nos limitamos a prestar apoyo espiritual, y muchas veces material, a los creyentes católicos", apostilló.
"Estamos abiertos a las otras comunidades y, por supuesto, daremos la bienvenida a quien decida convertirse al Catolicismo guiado por nuestro ejemplo", prosiguió Dominguez.
Para el misionero, las aulas también han sido una oportunidad para aprender de los alumnos tailandesese desde el respeto mutuo.
La Fundación Fernando Rielo cuenta en Tailandia con nueve religiosos y siete religiosas, entre los que se encuentran cinco españoles, un mexicano y los demás son tailandeses.
Una misionera imparte clases de castellano en la Universidad de Chulalongkorn, la más antigua del país, y otras dos lo hacen en Ramkhamhaeng, la que cuenta con mayor número de alumnos.
La Fundación, creada en 1954 por el escritor y poeta Fernando Rielo, tiene destacadas misiones con fines religiosos, humanitarios y culturales en una veintena de países repartidos en Europa, América, África y Asia.

1 comentario:

Pablo dijo...

Ahi esta Gaspar, de puta madre.. si fuera un cura abusando de menores seguro que lo publicarian, pero como solo es un misionero haciendo el bien, pues que le peguen fuego... En fin... Un abrazo!!!