martes, 11 de noviembre de 2008

La niña de la foto






"Soy la niña que corría para escapar del fuego del napalm. No quiero hablar de la guerra porque no puedo cambiar la historia. Sólo quiero que recordéis la tragedia de la guerra para que dejéis de luchar y mataros en todo el mundo. He sufrido mucho de dolores psicológicos y físicos. A veces pensé que no sobreviviría, pero Dios me salvó y me concedió fe y esperanza. Incluso si pudiera hablar con el piloto que dejó caer las bombas, le diría que no podemos cambiar la historia, pero que podemos hacer muchas cosas para promover la paz en el presente y en el futuro".


El nombre de la niña que corre en la fotografía es Kim Phuc. En 1972, un avión estadounidense bombardeó por error su aldea, cerca de la antigua Saigón. Kim sufrió quemaduras de tercer grado en el 35 por ciento de su cuerpo y tuvo que pasar ingresada 14 meses en un hospital. Sobrevivió casi por milagro a las terribles heridas del napalm, que son las bombas incendiarias. Tras la guerra de Vietnam, pasó penurias económicas y fue utilizada por el régimen comunista como un medio de propaganda. Hasta el final, Kim tuvo siempre presente dos cosas: que perdonaba a los que la quemaron viva y que lucharía para evitar las guerras del futuro.

No hemos aprendido nada. Ahora la situación es peor. Porque la brutalidad de la guerra queda oculta en las asépticas imágenes de la CNN filtradas por el Pentágono. Aunque, no lo dudéis, todos los días amanecen con decenas de Kim Phuc.



"y sentía que un alarido infinito penetraba toda la naturaleza" (Edvard Munch, 1893)

2 comentarios:

luzbel dijo...

Muy bueno. Tu blog cada vez está mejor. Y no se, pero cada vez más de periodista en el buen sentido de la palabra: haciendo ver lo que no se suele ver. Con gotas de filosofía. Hasta te están copiando -me metí en un blog que tienes en blogs y se asemeja bastante-.

Gaspar Canela dijo...

Poco a poco, vamos escribiendo hasta sin faltas de ortografía, hermano.