jueves, 11 de febrero de 2010

Navidad

En la puerta de mi bloque de pisos en Bangkok sigue colgando el cartel de "Happy Christmas" (Feliz Navidad). En Tailandia, han absorvido el modelo de Navidad más consumista y pagana. ¡Semejante pérdida de espíritu!, pensarán algunos. Pero Luis Antonio de Villena lo explica meridianamente en un artítulo: 

¿Fiestas paganas o cristianas?

"El solsticio de invierno (23, 24 de diciembre) fue, desde muy antiguo, una gran fiesta pagana relacionada con el nacimiento de los dioses solares: Osiris e Isis nacieron en tales días. También Mitra (un dios iranio, adoptado por el panteón romano y de culto muy popular entre los soldados) nació en esas fechas. Para colmo, y con gran auge a partir del reinado de Aureliano, el 25 de diciembre se celebraba la gran fiesta del Sol Invicto… ¿Puede extrañarnos que en este contexto de festividades mayores, los cristianos hiciesen nacer a Cristo la noche del 25 de diciembre, esperando con la Natividad eclipsar tanto sol pagano? Bien que en fechas similares –apenas una semana antes de nuestras actuales fiestas- los romanos celebraban durante siete días las Saturnales, celebraciones en honor de Saturno y de la Edad de Oro. Como en nuestro gastado “día de los Inocentes”, los criados entonces podían tomar el papel de los amos y hacerles burla y todos los papeles cambiaban, incluso los roles sexuales. Eran fiestas a menudo orgiásticas, de grandes comilonas y despilfarros. Pero aún hay más: en esos días los romanos celebraban también las Opales, fiestas en honor de la misteriosa Ops, diosa de la buena suerte y de la abundancia. (¿Tendrá algo que ver con ella la celebérrima Lotería de Navidad?) En el final de las Saturnales la ciudad se convertía en una gran orgía burlesca. (¿Por qué hay algo de carnaval, confeti, serpentinas, antifaces, el día último de año?). Ese último día del año los romanos conmemoraban también las Strenas, diosa que preside el nacimiento del Año Nuevo y que se celebra con fuegos y bullicio. Es una fiesta catártica, de revovación. Lo antiguo ( lo pasado) debe quedar atrás. Los helenos habían celebrado días antes el Hâloa, fiesta en honor de Démeter, y por extensión campesina de Dioniso: Había procesiones fálicas y mascaradas nocturnas, entre vino y antorchas… No hace falta haber leído “La rama dorada”, el libro clásico de James Frazer sobre la trasmutación de los cultos paganos en cristianos o el hermoso y más breve “Teofanía” de Walter F. Otto, para darse cuenta de qué paganos seguimos siendo en estas fiestas tan supuestamente cristianas, aunque sólo las vivan como tales una minoría. ¿En realidad no está ocurriendo hoy a la inversa de lo que aconteció en el Imperio Romano a partir del siglo II? Si entonces los ritos paganos empezaron a tener para algunos lecturas cristianas, hoy (por influencia anglosajona, protestante, y por el terrible consumismo capitalista) el antiguo “espíritu de la Navidad” parece batirse en retirada, y son los cultos paganos –que vivían escondidos- los que están retornando. En el fin de año inmediato (y qué sino desearles lo mejor) el dios cristiano se reserva para los fieles muy piadosos, la gran mayoría con uvas, cava, champán y discotecas con cotillón o algún otro alucinógeno, hasta el alba, invoca mejor a la aparentemente poderosa diosa Fortuna, y parece que tienen más presente al terrible emperador Cómodo (asesinado por un atleta que entrenaba con él un 31 de diciembre) que al San Silvestre papa, que celebra el mismo día la Iglesia, y a quien la tradición atribuye el bautismo de Constantino: Murió el 31 de diciembre de 355. Al menos en estos días –la segunda mitad de diciembre- no hay duda de que el cristianismo es sólo un telón de fondo, cada vez más desvaido. ¿Asistimos, casi inadverditamente, a un retorno del paganismo, que no se fue nunca del todo?"

1 comentario:

luzbel dijo...

lo mismo ocurre con el solsticio de primavera y la romería del rocío con una virgen que visten de pastora/agricultora, le llaman la reina de las marismas en una zona donde primero Astarté y después la diosa Diana fueron veneradas de la misma forma... el cristianismo se apropio de muchas creencias y ritos para calar mejor en los paganos. me gusta que te interesen estas cosas