miércoles, 12 de agosto de 2009

Estudiantes como diablos

Durante mi etapa en el instituto, mis amigos y yo llegábamos a comportarnos de una manera diabólica. Rompíamos cristales, hacíamos "fallas" (nos ausentábamos de las aulas), bebíamos vino malo antes de entrar en clase e incluso alguna vez volaron mesas y sillas por la ventana. Nuestros profesores nos reprendían con más o menos severidad cuando nos cazaban "in fraganti", pero nunca se les pasó por la cabeza acusarnos de estar poseídos por espíritus maléficos. En Filipinas, la cosa es diferente. En un pueblo de la isla de Luzón, los maestros de un instituto llamaron a un sacerdote para exorcisar a 93 alumnos perturbados por obra de demonios.

Uno de los periódicos de más tirada de la nación, el Manila Bulletin, abría así la noticia: "Al menos 93 estudiantes en un instituto de Bontoc han sido poseídos por espíritus malignos, según fuentes del centro". Los docentes aseguran que los diablillos comenzaron a molestar a algunos de sus pupilos. A los pocos días, los menores comenzaron a chillar en masa y ha hacer gansadas por las clases. Fueron hospitalizados, pero al parecer los médicos no encontraron causa o enfermedad que exlicara su excéntrico comportamiento. Entonces, decidieron llevarlos a una iglesia para que fueran bendecidos. El exorcismo surtió efecto y los alumnos volvieron a sus cabales (unos más que otros).


Sin embargo, los espíritus volvieron a las andadas y volvieron a atormentar a otros estudiantes. Los profesores se saltaron esta vez las formalidades del hospital y acudieron directamene a la sacristía. También decidieron suspender las clases por si las moscas. Los mayores aseguran que el instituto está construido sobre un cementerio y que el ruido de los pupilos debe haber molestado a las almas que allí reposan. Buscando en Internet me encontré con un ritual un tanto grotesco realizado antaño (desconozco que sigue practicándose hoy día) con los familiares fallecidos. Nada más morir, los sentaban en una silla durante diez u once días para espantar a los malos espíritus. Luego eran enterrados en cuevas. Con estos ancestros, no me extraña los extravagantes comportamientos de los pupilos:


2 comentarios:

luzbel dijo...

Ojú, entonces nosotros estábamos también poseídos? No en serio, en África y en Asia también existen pueblos que llevan a cabo los mismos rituales con sus muertos. Ya ves, De todo hay en el mundo. Bueno, ya te escribiré un email. Un abrazo

Gaspar Canela dijo...

jeje. poseídos estaban algunos de los profesores. Nosotros sólo queríamos divertirnos. abr