viernes, 23 de mayo de 2008

Nadie habla español en Filipinas

En Filipinas no se habla español ni, en realidad, se habló nunca. Aunque los españoles colonizaron Filipinas durante 350 años hasta la independencia del país en 1898, el castellano nunca fue utilizado por la mayoría de los habitantes en estas islas del Pacífico Sur.
Los españoles llegaron a estas tierras con la idea de colonizar la ansiada China, pero las fuerzas del Imperio Español comenzaron a flaquear pronto. Incluso nunca llegaron a dominar las regiones del sur del archipiélago, donde los musulmanes mostraban una dura resistencia. Lo que sí hicieron es evangelizar a los indígenas, de forma que hoy día el 90 por ciento de los filipinos es católico.
Así dice Wikipedia, y no se equivoca: "El español está totalmente perdido como primera lengua, salvo por lo que respecta a algunas docenas de familias mestizas y de origen peninsular. Como segundo o tercer idioma es todavía hablado por algunas personas acomododas de la tercera edad. El chavacano, una lengua criolla española, se habla en las provincias de Zamboanga y Cavite".

Gaspar


Muralla de la parte antigua de Manila

No hay cifras fehacientes de cuántos filipinos hablan hoy la lengua de Cervantes. Unos hablan del 3 por ciento de los 90 millones de habitantes de las islas y que hay entre 5.000 y 20.000 estudiantes de esta español. Yo creo que el porcentaje real es incluso menor.
En la vida diaria no se aprecia la herencia española por ningún lado. Muchos filipinos, los menos estudiados, hasta desconocen que estuvieron sometidos a un reino ibérico durante más de tres siglos.
Los estadounidenses, tras expulsar a los españoles, trajeron a Filipinas barcos repletos de profesores de inglés. Tuvieron más éxito que los españoles en extender el uso de su idioma, pero tampoco todos en las islas dominan hoy día la lengua de Shakespeare.
En Filipinas, se estudió el español como asignatura obligatoria hasta 1987, año en el que el Gobierno de Corazón Aquino lo eliminó del sistema educativo. Aquino, que provocó la caída del dictador Ferdinand Marcos, estableció el tagalo y el inglés como idiomas oficiales.
Muchas palabras españolas se quedaron en las islas. El tagalo contiene unas 4.000 palabras en español como "derecho" como indicación, "longaniza", "silla", "mesa", "carpintero", "querida" o "seguro", que en idioma filipino significa "quizá". También existen muchas derivaciones como "Kumusta?" que proviene de "¿cómo estas?".
En las islas filipinas, además de tagalo, se hablan otras 130 idiomas, que también recibieron muchos términos prestados del español.
Los apellidos en españoles son también muy comunes en Filipinas. En 1810, el gobernador en las islas Narciso de Clavería decretó que aquellos indígenas que aún no tenían apellidos españoles o deletreados en español tendrían que adoptar uno para su identificación y uso legal.
Además, un fraile español escribió la primera gramática del tagalo y el himno y la primera Constitución de Filipinas se escribieron en castellano. La influencia de lo hispano en la historia de este país es innegable.
En el presente, las familias más elitistas hablan en español y se vanaglorian de su pasado mestizo, pero lo hacen para distinguirse del populacho y los indios. La gente corriente desconoce de dónde proviene las palabras en tagalo "raketa", "regla" o "regadera".

18 comentarios:

Toño dijo...

Aunque algunas de las cosas que dices son ciertas, en general demuestras tener escasa idea real del sentimiento y conciencia del español de muchos filipinos.

Imagino que si has estado en Filipinas habrás hablado en inglés, pero si tienes ocasión, te invito a que lo intentes en español: Te sorprenderás tanto como alguno de ellos de ver como "no necesitas" el inglés y te entiendes decentemente.

JoséAlvarezCornett dijo...

Yo creo que debes leer a Juan Ramón Lodares "El porvenir del español", en especial el capítulo titulado Las Costas del Pacíifico en donde se refiere a Filipinasy el uso del español en otros tiempos. Tus impresiones son erradas.

moonlitdunes dijo...

es bueno que haya algunos españoles a quienes les interesa este tema. soy una filipina que estudia español. fue muy interesante saber las raíces del tagalo. ¿has ido a mi país alguna vez?

semanario-filipinas dijo...

Discurso del Honorable Presidente Manuel L.Quezon en la Camara de representantes de EEUU como Comisionado General de Filipinas con motivo de la discusión del Bill Jones, 26, septiembre-, 14 octubre. 1914.


Respuesta al Senador de Minessota (Mr Miller) sobre el estado de la educación pública en Filipinas puesta en duda por dicho senador.


Sr. Presidente, cuando el caballero de Minnesota hacía esas manifestaciones fue tan amable que me permitió hacer la observación de que había escuelas públicas en Filipinas mucho antes de la ocupación americana, y que, de hecho, yo me había educado en una de esas escuelas, aunque mi pueblo natal es un pueblo tan pequeño, aislado en las montañas de la parte Noreste de la isla de Luzón. " Sr. Presidente, en época tan lejana como el año 1866 cuando la población total de las Islas Filipinas era solamente de 4.411.261 almas y cuando el total de municipios en el Archipiélago era de 900, el total de las escuelas públicas era de 841 para niños y 833 para niñas y el total de niños que asistían a esas escuelas era de 135.098 y el de niñas 95.260. Y estas escuelas eran verdaderos edificios y los alumnos eran seres humanos vivos, inteligentes, despiertos. En 1892 el número de escuelas había aumentado a 2.137, de las cuales 1.087 eran para niños y 1.050 para niñas. He visto con mis propios ojos muchas de estas escuelas y miles de esos alumnos. No eran "escuelas parroquiales", sino escuelas creadas, sostenidas y mantenidas por el Gobierno.

http://quod.lib.umich.edu/cgi/t/text/pageviewer-idx?c=philamer;cc=philamer;idno=anu3845.0001.001;frm=frameset;view=image;seq=42;page=root;size=s

jlg dijo...

no estás del todo acertado en tus comentarios aunque comparto el tono pesimista del futuro..
El español Sí fue la lengua franca de uso entre casi todos los filipinos durante la etapa española, otra cosa es que los frailes no la utilizaran... pero la lengua del comercio, la educación y social era el español en aquellos tiempos para las clases altas y las no tan altas.
En un escrito del norteamericano Henry Miller se lee "que necesitaba saber español en cualquier lugar de Filipinas para comerciar con los Filipinos ya que incluso los chinos lo aprendían con asombrosa facilidad".

Rick Reyes dijo...

Lo que dijo jlg es correcto. Soy americano de padres filipinos y el caso del castellano hoy en las Filipinas es muy desagradable pero no se puede decir que nunco se hablo el espanol ahi es una tonteria. Mis padres y abuelos no lo hablan y mi papa nacio poco despues de la segunda guerra mundial y, aunque no es capaz de hablarlo como yo, sabe muchisimo de las palabras y las canciones que se escuchaban que eran completamente en espanol en aquel entonces. Pertenezco a un grupo de hispanistas que suenan con la reinstitucion del castellano como lengua oficial ahi. Es sorprendente porque yo tampoco entendia las raices hispanas que teniamos y creia que no era nada mas que una ilusion pero poco a poco me di cuenta de que las Filipinas si es un pais hispanico y que quedan algunos que conservan el espanol. Adjunto algunos enlaces para que veas lo que paso poco despues de la guerra hispanoamericana y la perdida del espanol.

http://canaldefilipinas.blogspot.com/2009/07/inglesenglishenglischanglaisinglesedema.html

http://canaldefilipinas.blogspot.com/2009/07/genocidio-en-filipinas-en-contra-del.html

http://filhispanico.blogspot.com/

Que yo, a pesar de ciertos americanismos, sigo hablando el espanol y bastante bien. Que viva la hispanidad filipina!

Unknown dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Paco de Pontevedra dijo...

Aunque no soy filipino siempre tuve interes en las Filipinas y su pasado hispanico. Creo que la gran mayoria de los filipinos han perdido del todo el idioma castellano y solo saben hablar ingles y tagalog.
Ojalas que, salgan mas personajes filipinos orgullosos de su legado español y que conserver tras generaciones este hermoso idioma

joseph dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
DetectiveHallenbeck dijo...

No es verdad lo que dices, España no llegó allí para colonizar China. Eso ya desacredita el resto de tu artículo.
Llegó allí por una persona llamada Magallanes inculto.

DetectiveHallenbeck dijo...

Además eres inculto de solemnidad. "España fracasó por querer conquistar China" "España fracasó por querer enseñar español", "España simplemente los volvió católicos"...
No has abierto un libro de historia en tu vida

Jhonathan Moran dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jhonathan Moran dijo...

No estás bien informado. El Chabacano es un dialecto del Castellano mucho más fácil de entender que otras lenguas de la propia España. Cualquier persona de habla hispana puede entender chabacano sin haberlo estudiado.

Por otra parte, el propio Filipino, la lengua oficial, emplea mucho más palabras del Español que del Inglés. Además, no confundas el Filipino con el Tagalo, no son lo mismo, el Filipino tiene más vocablos del Español.

emilializ dijo...

Soy canadiense de origen italiana, y he estudiado el castellano. En la ciudad donde vivo, muchos de los filipinos mas viejos saben hablar espanol (no como lengua madre), mientras que los mas jovenes en general no lo conoce. Creo que la razon por la cual el castelleno no se habla como madre lengua en las Filipinas es que pocos espanoles vinieron a las islas y no habia mucho mestizaje como en Latinoamerica. Muchos filipinos mas jovenes tienen nombres ingleses con apellidos castellanos (un ejemplo humoristico: un muchacho filipino llamado 'Paul Escobar'). Pero los espanoles pueden consolarse del hecho que, como tu dices, el idioma de Shakespeare no pudo 'conquistar' las Filipinas.

Sebastian Tarragona dijo...

Espero vuelva el español a Filipinas. Y hacer la familia hispana mas grande.

Perico dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Perico dijo...

El español hoy en día es un idioma marginal, siendo generosos probablemente sea hablado por no más de medio millón de filipinos, lo que supone menos del 0,5% del total de la población y que a su vez explica porque es muy difícil comunicarse en español: el 99,5% desconoce el idioma por completo. Pero que nunca se habló no es cierto, de hecho, la mejor literatura filipina ha sido escrita en español. En su día el español fue el idioma de la administración y el idioma de cultura de Filipinas, cierto que la mayoría de filipinos hablaban como mucho un pidgin o un criollo, y una minoría español. Pero que fuera una lengua ajena no es cierto, sólo hace falta ver como la mayoría de la prensa hasta la segunda guerra mundial era en español y como después de la Segunda Guerra Mundial en el parlamento filipino se empleaba el español y el inglés.

El declive del español puede esquematizarse así:

1- Guerra filipinoamericana: El genocidio se cebó especialmente con los filhispanos, que formaban el grueso de revolucionarios independentistas. Para entonces el porcentaje de hispanohablantes no era desdeñable, posiblemente cercano al 20%, pero con el genocidio su número fue radicalmente reducido.

2- Sustitución del español por el inglés en la educación y administración: La necesidad de saber inglés para poder formar parte de la administración situó al español a una lengua falta de utilidad práctica. Por lo respecta a la educación logró inculcar a las nuevas generaciones la referencia culta del inglés en detrimento del español. La transmisión generacional del idioma quedaba sólo en manos de las mismas familias hispanohablantes en un país políglota, una lengua minoritaria en todo el archipiélago en una sociedad donde la mayoría hablaba lenguas malayas y en la que como lengua culta y administrativa se imponía el inglés. Lo que en este punto hay que preguntarse, ¿cual era el rol del idioma español?.

3- La Segunda Guerra Mundial y la destrucción de Manila: El bombardeo de Manila acabó con el referente hispánico de Manila, especialmente en los barrios de Ermita, Malate e Intramuros. Hasta la SGM en estos barrios se podía "vivir en español". Con su destrucción, a parte del fallecimiento de numerosos filipinos hispanohablantes, lo que quedó de esta comunidad lingüístico-cultural se diseminó en Manila, y por tanto redujo el ámbito de uso del idioma español al familiar, al habitar en barrios donde la lengua de uso común era malaya.

4- La guerra civil española y la dictadura franquista: Como explica Florentino Rodao, experto en hispanismo asiático, el devenir de la guerra civil española, que la comunidad española en Filipinas fuera mayoritariamente pro-golpista, y el posicionamiento de Franco durante la SGM respecto al imperialismo japonés, fue letal para el idioma español. El inglés quedó como el idioma de los libertadores, y el español como el de que hacía el juego a los invasores. Después de la SGM fue vertido en el sumidero del pasado, de lo superado, del fracaso. Mientras el inglés se erigía como el idioma de los dos veces liberadores, primero de los españoles (1898) y luego de los japoneses (1944). El español fue la lengua de la resistencia anti-americana pero el posicionamiento español durante la SGM los deslegitimó en beneficio de los pro-EEUU.

Como puede apreciarse el devenir del idioma español ha ido de la mano de la colonización usense y de la segunda guerra mundial, con las influencias del posicionamiento español en el concierto internacional. Lamentablemente desde la SGM el idioma español quedó como un elemento cultural falto de interés, hasta 1950 las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia de Filipinas fueron redactadas en español, y en 1967 el holding "Ayala y compañía" mudó el nombre a "Ayala and cía", holding propiedad de la familia "Zóbel Ayala", la más rica de Filipinas. Durante estas décadas se extinguieron los escasos diarios escritos en español, y posteriormente sobrevivieron algunos semanarios hasta el cierre del último, "La Nueva Era", a principios del siglo XXI.

Perico dijo...

Referente al futuro del idioma español de Filipinas no lo veo halagüeño, y lo cierto, creo que pretender oficializarlo sería un problema más que un beneficio para los filipinos. El gran problema lingüístico de Filipinas es la falta de un idioma común, el español queda descartado por ser ampliamente desconocido, el inglés ha mostrado su fracaso después de un siglo de imposición, la mayor parte de filipinos son incapaces de comunicarse en inglés. Por último queda el filipino (derivado del tagalo), cierto que no lo habla toda la población, pero actualmente se puede decir que cerca del 80% son capaces de comunicarse en este idioma, sea como primera o segunda lengua. Es por ello que el gran reto de Filipinas pasa por finiquitar la disglosia que provoca la doble oficialidad del inglés y filipino, desoficializar el primero, y apostar por el segundo como lengua nacional, en convivencia con las distintas lenguas regionales entre las que se encuentra el chabacano.

Creo que en este escenario, de relativización del idioma inglés, es donde el español puede recuperar cierto fuelle, nunca como la relevancia de la que gozó antaño, pero más que la que tiene en la actualidad.